Hay alimentos perjudiciales, beneficiosos y neutros para cada grupo sanguíneo (O, AB, A y B). Esta dieta, descubierta por James y Meter D’Adamo, asegura que muchas enfermedades pueden deberse al consumo de alimentos no adecuados a la sangre de quien los ingiere.

No es una dieta radical, ya que no todas las personas del mismo grupo son intolerantes ni aceptan igual todos los alimentos descritos. De cualquier forma, es una dieta que cada vez tiene más adeptos, no sólo para adelgazar, sino también para prevenir enfermedades, o simplemente por el placer de sentirse y verse mejor.

Grupo 0

Ventajas: Tienen un sistema inmunitario potente y muy activo y un aparato digestivo capaz de metabolizar dietas ricas en proteínas. Les produce bienestar la actividad física.

Les conviene: Frutas, verduras y hortalizas en abundancia, excepto tomates; carnes magras, pescado y marisco –excepto pulpo, salmón ahumado y caviar–; mantequilla, quesos frescos magros.

Adelgazan con: Algas marinas, sal yodada, pescados y mariscos, hígado, espinacas y brócoli.

No deberían abusar de: Leche, lácteos, quesos, huevos, productos con trigo, maíz y cereales, bebidas gaseosas ni café. Mejor el té.

Les engorda: Gluten de trigo, maíz, judías, lentejas y hortalizas crucíferas.

Grupo AB

Ventajas: Tienen un sistema inmunitario vulnerable. Les reporta bienestar la actividad física o deportiva relajante.

Les conviene: Leche, lácteos y quesos; frutas –especialmente ciruelas, uvas, piña y frutas del bosque– y hortalizas en abundancia; aceite de oliva, pescados y mariscos, excepto langosta, gambas, cangrejos, ostras, almejas, pulpo, lubina y anchoas.

Adelgazan con: Verduras, algas marinas, pescados, lácteos, piña y tofu.

No deberían abusar de: Carnes rojas, ahumadas o embutidos; productos a base de harina de trigo, vinagre. Toleran mal la pasta y los frutos secos.

Les engorda: Carnes rojas, maíz, trigo, alubias, judías y semillas de sésamo.

Grupo A

Ventajas: Tienen un sistema inmunitario vulnerable, pero se adaptan bien a cualquier condición ambiental y nutritiva.

Les conviene: Una dieta vegetariana rica en cereales, legumbres, frutas y verduras; pescado en pequeñas cantidades, excepto pescados planos como el lenguado y la platija; la soja y sus derivados; y los frutos secos, excepto las nueces brasileñas y los pistachos.

Adelgazan con: Vegetales, aceite vegetal, soja y piña.

No deberían abusar de: Su aparato digestivo es frágil y no tolera bien la carne, la harina de trigo, la leche y los lácteos. Deben evitar los embutidos y el exceso de sal.

Les engorda: Carnes, lácteos, habas y el exceso de trigo.

Grupo B

Ventajas: Tienen un sistema inmunitario activo, facilidad de adaptación ambiental y nutricional y un aparato digestivo eficaz que les permite seguir una dieta equilibrada. Les aporta bienestar la actividad deportiva moderada.

Les conviene: Leche y lácteos, frutas y hortalizas de hoja verde, pescado y huevos.

Adelgazan con: Vegetales de hoja verde, té de palo dulce, carne –especialmente, el hígado–, huevos y lácteos.

No deberían abusar de: Carne de pollo y cerdo, ni embutidos. Tienen poca tolerancia al marisco, las semillas y los frutos secos y deben limitar el consumo de productos a base de trigo y maíz.

Les engorda: Maíz, lentejas, cacahuetes, semillas de sésamo y trigo.