La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó hoy de que la brecha de género en el ámbito laboral sigue siendo importante en todo el mundo y llamó la atención sobre nuevas manifestaciones de discriminación laboral relacionadas con la edad, la orientación sexual y el Sida.

La discriminación por el virus del Sida afecta a 40 millones de personas.
El informe "La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se plantean ", presentado hoy en
Bruselas, destaca los progresos alcanzados en la lucha contra la discriminación laboral, pero señala que las desigualdades de ingresos y oportunidades para muchas personas siguen acrecentándose.

Desigualdad para la mujer

En el lado negativo, la OIT destaca que, pese a la mejora continúa de la situación laboral de las mujeres durante los últimos años, las desigualdades siguen siendo muy importantes.

La discriminación religiosa se ha incrementado en los últimos años.

Como ejemplo, señala que en la Unión Europea (UE) la diferencia en los ingresos brutos por hora entre hombres y mujeres continúa siendo de un promedio del 15%.

Discriminación racial...

Por otra parte, el informe señala que la discriminación racial "sigue enquistada", aunque se aprecia una leve remisión en países que han empezado a combatirla como Brasil y Sudáfrica.

...y discriminación religiosa

En cuanto a la discriminación basada en la religión, la OIT alerta de que se ha incrementado en los últimos años, en especial, contra los musulmanes en los países industrializados desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Países como Brasil y Suráfrica luchan contra la discriminación racial.

La edad y el Sida otra forma de discriminación

La OIT llama la atención en su estudio sobre formas de desigualdad reconocidas recientemente, como la discriminación por edad, contra los trabajadores tanto más jóvenes como los de más edad, y la que sufren los homosexuales.

También subraya el informe el trato desigual que se da a los alrededor de 40 millones de personas infectadas por el virus del Sida en el mundo y a los 470 millones de discapacitados en edad de trabajar.

Programa ACCEDER

Además, da la bienvenida a un buen número de iniciativas nacionales para combatir las desigualdades, entre las que figura el programa español ACCEDER , diseñado para incrementar las oportunidades de trabajo de la etnia gitana en trece comunidades autónomas.