Google, actual propietaria de la web de vídeos YouTube, cree que la demanda judicial de Viacom (propiertario de televisiones como MTV o estudios de cine como Paramount) contra YouTube amenaza el funcionamiento de internet.

El grupo mediático acusa a YouTube de piratería y reclama 1.000 millones de dólares en indemnizaciones.

En una declaración realizada el martes en un tribunal de Nueva York, Google afirma que "al intentar perseguir a los proveedores de acceso a internet, la demanda de Viacom amenaza la manera en la que cientos de millones de personas intercambian legítimamente informaciones, entretenimiento y expresiones políticas y artísticas".

Viacom atacó tras meses de negociaciones en las que no alcanzó un acuerdo sobre la "justa compensación" que reclamaba a YouTube, tras exigirle a YouTube el retiro inmediato de 100.000 vídeos piratas.

"La demanda de Viacom pone en peligro el delicado equilibrio establecido por el Congreso cuando adoptó la ley sobre la propiedad intelectual Digital Millennium Copyright Act (DMCA). Esta ley crea un equilibrio entre la protección de los derechos y la necesidad de proteger internet como nueva forma de comunicación", argumentó Google.

En esta declaración, el grupo reafirma que respeta los derechos de autor "y no solamente se conforma a las exigencias del DMCA, sino que va mucho más allá de las obligaciones legales".