El retraso se debe a que, cuando comenzaron los trabajos, intentaron limitar la afección al tráfico en la zona, lo que se tradujo en un ritmo más lento del que tenían previsto.
La renovación de las tuberías de agua y vertido (sustituyen conducciones de fibrocemento por otras de fundición ductil) ya está lista. Los trabajos se centran ahora en la renovación del alumbrado y el cableado telefónico.
Las obras contemplan, además, la renovación de las aceras y colocar alcorques con riego a goteo.