Este cambio está siendo comunicado a los usuarios del servicio mediante una carta en la que se explica que «la facturación trimestral pasará a bimestral, en línea con el resto de servicios públicos domiciliarios y contribuirá a facilitarle un control más exhaustivo de su consumo, además de permitirnos reaccionar con mayor eficacia ante cualquier fuga o avería».