La estancia media en los hospitales españoles cae un 10% en doce años hasta los 6,93 días

  • La estancia más larga es en Canarias y la más corta en la Comunidad Valenciana.
  • La estancia media es más corta en los centros de menos de 200 camas y más larga en aquellos hospitales con más de mil camas.
  • Las enfermedades que provocan ingresos más largos son los traumatismos múltiples, seguidos de trastornos mentales, infecciones por VIH y quemaduras.
Pacientes de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés.
Pacientes de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés.
JORGE PARÍS

La estancia de los enfermos en los hospitales españoles se ha ido reduciendo en los útimos años, aunque no en todas las comunidades se recibe el mismo trato. En la Comunidad Valenciana, modelo de las privatizaciones sanitarias, se dan mucha prisa; en Canarias se lo toman con más calma. De media, la estancia en los hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) es de 6,93 días, un 10% menos que hace doce años.  

Según se desprende del informe Evolución de la Estancia Media en los Hospitales Generales del Sistema Nacional de Salud 2001-2012 del Ministerio de Sanidad, en los últimos 12 años el tiempo de ingreso hospitalario se ha reducido un 10%, siendo además la primera vez que España baja de la barrera de los 7 días de media.

La estancia media hospitalaria, el tiempo que pasa desde que un paciente ingresa en un hospital hasta que es dado de alta, suele tenerse en cuenta como indicador de resolutividad (muestra la celeridad con que el hospital efectúa el diagnóstico y tratamiento de sus ingresados) y de efectividad clínica, ya que las complicaciones y los efectos adversos de la práctica clínica suelen prolongar la estancia.

De hecho, según explica el Ministerio, una baja estancia media suele estar vinculada a menos complicaciones, una práctica clínica "adecuada y resolutiva" y a una "mayor continuidad en los cuidados.

De este modo, los indicadores de 2012 –los últimos por ahora disponibles– muestra como la región más "resolutiva" a la Comunidad Valenciana, con una estancia media que no llega a los 6 días (5,79), seguida de La Rioja (6,14), Cataluña (6,16), Extremadura (6,38), Baleares (6,64), Murcia (6,65), Navarra (6,73), País Vasco (6,73) y Cantabria (6,81).

Ya por encima de la media nacional estarían Andalucía (7,02 días de media), Aragón (7,20), Castilla-La Mancha (7,29), Castilla y León (7,43), Madrid (7,47) y Asturias (7,88). Finalmente, Galicia (8,33) y Canarias (8,45) son las dos únicas comunidades que rebasan la barrera de los 8 días de estancia hospitalaria media.

Además, la comunidad canaria es de las pocas, junto con Asturias, Castilla-La Mancha, Navarra y La Rioja, que aumentaron el tiempo de estancia en 2012 con respecto al año anterior.

El informe de Sanidad muestra además cómo el tamaño del hospital suele influir en la estancia media. Así, mientras que los centros de menos de 200 camas suelen tener ingresados a sus pacientes 6,18 días de media, en los hospitales de más de mil camas suelen estar ingresados casi dos días más, con una media de 7,84 días.

No obstante, de las variables analizadas, la que ha mostrado una mayor influencia en estos indicadores han sido la severidad de la enfermedad o el proceso causante del ingreso, el riesgo de mortalidad, el tipo de alta, la complejidad o el tipo de ingreso.

Teniendo en cuenta grandes grupos de enfermedades, las que provocan ingresos más prolongados son los traumatismos múltiples, unos 20 días de media, seguidos de los trastornos mentales (15,1), las quemaduras (12,7), las infecciones por VIH (12,7) o el uso de drogas o alcohol (10,5). Entre las que menos se encuentran los embarazos o los partos, que suelen tener ingresadas a las mujeres una media de 3,1 días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento