Así se desprende de un estudio presentado ayer por la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, según el cual, a pesar de haberse duplicado en los últimos tres años las conexiones a Internet (actualmente un 44,2% de los habitantes de la provincia tienen conexión), tan sólo un 14,8% de esos usuarios se atreven a comprar a través de la Red.

Los motivos son que piensan que no es un medio seguro o que nunca se lo han planteado.