López Aguilar ha señalado que espera que "no se produzcan" situaciones como la avanzada por el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, quien afirmó que ni ejercerá ni delegará en ningún concejal la facultad para celebrar matrimonios entre homosexuales.

El ministro ha recordado que el estado de Derecho se rige por la ley que "nos obliga a todos", "pero sobre todo" a los titulares del poder público, a los responsables políticos y a los funcionarios.

"Cumplir la ley no afecta en absoluto a la libertad de conciencia, ni a la libertad religiosa" porque en España el matrimonio sacramental "esta salvaguardado", ha dicho el ministro.

Además, ha indicado que la aplicación del Código Civil para registrar bodas gays "no afecta a la libertad de conciencia, ni tiene nada que ver, ni con la religión, ni con ningún sacramento".