Los secretarios generales de los sindicatos de la Policía Local con representación en el Ayuntamiento recibieron ayer una citación para comparecer en los juzgados el 4 de mayo por «desórdenes públicos». Aparece como denunciante el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y se refiere a la suspensión del pleno del 13 de marzo por la interrupción de varios funcionarios de la Policía Local.
 
El caso está instruido por el Juzgado número 1 y en la citación se advierte a los responsables sindicales que, de no comparecer en la fecha establecida, puede convertirse en orden de detención.
Para los sindicatos, este aviso de los juzgados «no ayuda a arreglar el conflicto», según aseguraron sus representantes. En principio, tienen la intención de cumplir con la citación judicial, si bien aseguran que «no se suspendió el pleno».
 
Los policías locales siguen con la huelga de multas a reglamento, a la espera de que se produzcan cambios en la nueva normativa.