Dos edificios. El Ayuntamiento derribará los números 85 y 87 de la avenida Federico García Lorca, pero «los vecinos, si lo desean, serán realojados en viviendas nuevas de la misma zona, o se les pagará lo que corresponda», prometió ayer el concejal Alfonso Grau.