Tampoco podrá comunicarse con él durante seis meses y tendrá que pagar una multa de 20 euros.
 
Ésta es la pena que le ha caído «por amenazar continuamente a su doctor y por organizar escándalos», además de insultar, minusvalorar y poner en evidencia el trabajo de una rehabilitadora de este centro médico en Alzira. Las discrepancias con el médico sobre su tratamiento tras un accidente laboral provocaron este comportamiento.
 
Un magistrado de la Audiencia Provincial de Valencia confirmó ayer esta sentencia impuesta por un juzgado de Alzira, con el único matiz de que la Audiencia rebajó de 180 a 20 euros el pago de la multa por una falta de amenazas e injurias.
 
El denunciado interpuso un recurso contra esta sentencia, que fue rechazado por el magistrado de la Audiencia por considerar que en él «sólo se limita a descalificar la apreciación judicial».
 
Más condenas
 
Pero esto no es la única sentencia entre médicos y pacientes. Como ya informó  20 minutos, dos médicos de sendos centros de salud de Xirivella y Quart de Poblet denunciaron a sus pacientes por haberlos insultado y golpeado en un caso, e injuriado en el otro. Ambas resoluciones dieron la razón a los doctores.
 
Menos agresiones que en 2004
 
Un total de 23 agresiones e insultos a los médicos de Valencia han tenido lugar hasta este mes, lo que supone un 30% menos que en el mismo periodo de 2004. Entonces, los puntos más conflictivos estuvieron localizados en el Clínico, Alzira y Xàtiva. Las víctimas suelen ser mujeres que trabajan mayoritariamente en el sistema público, concretamente en puntos de gran presión emocional, como urgencias.