El Aula del Mar logra criar chanquetes en cautividad
Dos imágenes de la última operación contra la pesca ilegal de chanquetes, realizada en agosto en la playa de El Bulto. Junta de Andalucía
Tras más de cinco años de trabajo, por fin lo han conseguido. Los responsables del Aula del Mar de Málaga han logrado reproducir y criar chanquetes en cautividad de hasta dos semanas de vida, por lo que la comercialización de este producto está cada vez más cerca.
 
Sin embargo, uno de los biólogos responsables del proyecto, Juan Antonio López, matizó que el experimento está aún inconcluso, ya que han de conseguir ejemplares adultos, para lo que necesitarían uno o dos años más con una financiación anual de 300.000 euros.
 
El proceso
 
La captura: Las primeras se hicieron en 1999, pero muchos chanquetes llegaban muertos o en malas condiciones. Luego perfeccionaron los tanques para transportarlos.
 
Reproducción asistida: En 2000, se lograron las primeras puestas. La inseminación artificial llegó al año siguiente, pero las larvas nacieron con muchas infecciones.
 
Las larvas: Alcanzaron la calidad exigida en 2002. Pasaron a alimentarse de plancton y superaron las dos semanas de edad. El proyecto se quedó ahí.
 
Pioneros: Es el primer estudio de estas características que se hace en el mundo.
 
Fase industrial: Hay varias empresas interesadas en
la explotación del producto.
 
Transparentes y pecosos
 
Frente a las larvas del boquerón o la sardina, con los que más se le confunde, el chanquete es prácticamente traslúcido y con muchas pigmentaciones por todo el cuerpo, sobre todo en la cara. Además, tiene una burbuja en la parte baja de la barriga y dos aletas dorsales. Está presente en todo el Atlántico oriental, desde Noruega hasta el Estrecho.