Unos 6.000 malagueños completan sus estudios en horario nocturno. Llegan a clase cuando el sol se está poniendo, entre las seis y las siete, y cierran los libros para marcharse a casa casi a las once de la noche.
 
Retomar los estudios para acabar una enseñanza secundaria que no completaron en su día es la razón que mueve a los estudiantes a matricularse en este tipo de aulas. Muchos se decantan por esta opción para poder mejorar su formación sin tener que abandonar su puesto de trabajo.
 
Como el diurno
 
Los 21 institutos de la provincia de Málaga que ofrecen estas enseñanzas a sus estudiantes tienen en su currículum educativo las mismas asignaturas básicas que cualquiera de horario diurno, al igual que el nivel de exigencia al alumnado, que es exactamente el mismo.
 
Lengua y literatura, geografía, historia, matemáticas o idiomas son las materias que aprenden a diario, con las correspondientes optativas que estudiarían en cualquier otro centro de mañana, como por ejemplo, informática.
 
Según los datos que maneja la Delegación de Educación de la Junta, el número de hombres y mujeres que hincan los codos en horario nocturno es prácticamente similar. En cambio, en el caso de la educación de adultos no sucede lo mismo, ya que predominan las mujeres. ¿El motivo? Que suele ser gente joven.
 
4 preguntas sobre...
 
Los institutos nocturnos
 
1¿Quién puede apuntarse a este tipo de clases? Todos los mayores de 18 años cuyo nivel de formación educativa no alcance el mínimo necesario. Lo habitual es que sea gente que sale de la enseñanza secundaria por su avanzada edad.
 
2¿Dónde y cuándo hay que matricularse? La matriculación se hace en los institutos que ofertan el horario nocturno (hay 21 en la provincia; ocho de ellos en la capital) y en los plazos ordinarios previstos para la enseñanza secundaria. Además, los interesados en la educación a distancia pueden formalizar su matrícula incluso en el mes de septiembre.
 
3¿Y si el trabajo me impide asistir a clase, incluso en el horario de noche? La capital malagueña cuenta con un centro en el que la formación se realiza a distancia, sin que sea necesaria la presencia diaria del alumno.
 
4¿En qué consiste la formación a distancia? Se imparte en el Instituto Provincial de Formación de Adultos (C/ López Pinto). Los alumnos trabajan en casa sobre un temario. Mantienen contacto con sus profesores por vía telefónica o correo electrónico, enviándoles los temas y ejercicios. Disponen de dos horas de tutoría semanales en las que pueden verse en persona con los docentes y resolver sus dudas.