Las choperas, en todo su esplendor
. Foto
Hacen más agradable la travesía por la A-92 y su valor no es sólo paisajístico; además de una apreciable fuente de recursos económicos por su madera, son refugio de millares de ruidosos aves.