Los talleres de reparación de motos y coches (454 en la comarca de L’Alacantí, más 116 concesionarios de compra-venta, según la Cámara de Comercio) se encuentran a partir de hoy con un serio problema: no podrán estacionar los vehículos sobre las aceras ni dejarlos en doble fila, como hacían con frecuencia ante la permisividad de las autoridades.

El Ayuntamiento de Alicante aprueba esta mañana la nueva ordenanza de circulación para vehículos y peatones que prohíbe el aparcamiento en las calzadas en las que se deje para la circulación rodada una anchura libre inferior a la de un carril de 2,60 metros.

Afecta a los modestos

Los concesionarios de motocicletas y ciclomotores tendrán que habilitar un solar o espacio acondicionado donde albergar los vehículos que venden, y no podrán dejarlos en la calle.

Guillermo Moreno, vicepresidente de la Asociación de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines de la Provincia de Alicante (Atayapa), reconoce que esta nueva medida municipal «afectará a los talleres pequeños, que no tienen espacio suficiente para almacenar más de dos coches».

Y se compromete a respetar la norma: «Confío en la buena voluntad de los empresarios para aparcar los coches donde corresponda».

Un varapalo a la venta clandestina

A los negocios de coches no les repercutirá tanto la norma, ya que «casi todos tienen los coches en locales cerrados; sobre todo afectará a la venta clandestina, como la que se da en el barrio de Carolinas», según el concejal del PSOE Domingo Martí. Los talleres de reparación serán los más afectados, porque «cuando no dan abasto, dejan los coches en doble fila o en las aceras, lo que se prohibirá».

DINOS DÓNDE...

...hay motos encima de la acera

Escríbenos a nosevendealicante@20minutos.es