raztinger fieles vaticano
Unos fieles intentan tocar al Papa Reuters

Benedicto XVI señaló como objetivos importantes de su pontificado el diálogo ecuménico para avanzar hacia la unidad de los cristianos y el diálogo local e internacional con las otras grandes religiones.

El Papa recibió en audiencia, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano, a los representantes de las Iglesias cristianas y de otras religiones que el domingo, asistieron a la solemne misa con la que se abrió su Pontificado.

En su alocución ha agradecido la cercanía de los miembros de otras confesiones cristianas durante el cambio de papado

En su alocución, ha agradecido a los miembros de la confe-
sión orto-
doxa,
y de otras comunidades cristianas, su cercanía durante el cambio de papado en la Iglesia católica y ha resaltado la importancia de seguir caminando "hacia la plena comunión".

A los representantes de las otras religiones les ha expreado su deseo de "continuar construyendo puentes de amistad", con una mención especial al Islám, al afirmar que ha apreciado el "diálogo creciente entre musulmanes y cristianos, tanto a nivel local como internacional".

Ha iniciado su discurso con un llamamiento a todos los creyentes de distintas religiones

Benedicto XVI ha iniciado su discurso con un llamamiento "a todos los creyentes de las distintas tradiciones religiosas y a los que buscan con corazón sincero la verdad para convertirnos juntos en artífices de la paz en un recíproco empeño de comprensión, respeto y amor".

En particular se ha dirigido a los representantes de las diferentes confesiones cristianas, a los que ha dicho que su participación en los funerales de Juan Pablo II y en la misa de inicio de su Pontificado ha puesto de relieve "la verdadera y gran pasión por la unidad", más allá de la cortesía eclesiástica.

Con ese espíritu, el Papa les ha pedido que den, junto a él mismo, "un ejemplo del ecumenismo espiritual, que en la oración realiza sin obstáculos nuestra comunión", tras reconocer que se había andado "mucho camino" durante el largo pontificado de Karol Wojtyla.

Quiero afirmar el compromiso irreversible adoptado por el Concilio Vaticano II

"Tras las huellas de mis predecesores, en particular de Pablo VI y Juan Pablo II, quiero afirmar de nuevo -ha dicho- el compromiso irreversible, adoptado por el Concilio Vaticano II y continuado en los últimos años gracias al trabajo del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos".

Benedicto XVI ha subrayado que el camino hacia la "plena comunión" de los cristianos comporta que todas las Iglesias mantengan vivo "el coraje, la firmeza y la esperanza de llegar a ese objetivo", a través de la oración "para obtener de Dios el don de la unidad".

NOTICIAS RELACIONADAS