Mochila, calzado y deporte: cuidando la salud ósea de los niños al inicio del curso

  • Cerca del 51% de los chicos y el 69% de las chicas menores de 15 años ya han padecido dolor de espalda alguna vez en su vida.
  • El peso de la mochila no debe superar el 10% del peso corporal del escolar.
  • Es necesario que hagan ejercicio para que la musculatura no pierda fuerza.
Un niño con una mochila, camino del colegio.
Un niño con una mochila, camino del colegio.
GTRES

Actualmente, en España, cerca del 51% de los chicos y el 69% de las chicas menores de 15 años ya han padecido dolor de espalda alguna vez en su vida. El dato es de la Campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares Españoles, organizada por la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs.

Esto limita sus actividades diarias y aumenta el riesgo de padecerlo de forma crónica en la edad adulta. Concretamente, la incidencia de estas dolencias aumenta a partir de los 10 años, por lo que la campaña se centra en escolares menores de esta edad.

El transporte de un peso excesivo en las carteras y mochilas constituye uno de los factores asociados a sufrir dolor de espalda, especialmente cuanto mayor sea el tiempo de transporte y peor el estado muscular del niño. El presidente de la Fundación Kovacs, Francisco Kovacs, destaca que "el peso de la mochila no debe superar el 10% del peso corporal del escolar, sin embargo, los datos disponibles reflejan que como mínimo un tercio de los escolares superan ese límite".

Por ello, propone como alternativa a la mochila tradicional aquellas que tienen ruedas, ya que si el estudiante tiene que cargar lo mejor es que la espalda no soporte ese peso.

El doctor Pablo de Lucas, del Hospital Quirón San Camilo de Madrid, también recomienda una mochila sin sobrepeso. Si ésta se carga en exceso se puede provocar "desde una escoliosis infantil, hasta una cifosis o una artrosis precoz", explica.

Según este médico, hacer deporte con regularidad, utilizar un calzado adecuado para cada actividad y evitar el sobrepeso en la mochila son algunas de las claves para evitar problemas óseos en los niños.

Con estos y otros consejos se garantiza "el correcto crecimiento de los hijos", así como que consigan unos huesos fuertes y sanos. Tal es así, que acometer este tipo de recomendaciones "puede evitar la aparición de muchos problemas traumatológicos", explica el galeno, que apuesta por unos menores físicamente activos durante el curso escolar que se avecina.

De lo contrario, "la musculatura perderá fuerza y aumentará el riesgo de sufrir dolores de espalda", asegura. Por ello, considera apropiada la práctica deportiva, sea cual sea ésta, y en una dosis semanal de dos o tres horas.

En cuanto a la elección del calzado, ésta debe hacerse teniendo en cuenta aspectos como "el doble refuerzo y que no se doble la punta". Otros aspectos a destacar son el mantenimiento de una buena postura al estar sentados o el consumo de alimentos con calcio y vitamina D y que no estén vinculados a la obesidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento