El gigante de software estadounidense Microsoft acordó este martes la compra de las patentes y negocios de móviles de la finlandesa Nokia, la que fuera la primera compañía mundial en la venta de estos dispositivos, anunciaron ambas en un comunicado.

Microsoft pagará 5.440 millones de euros (7.200 millones de dólares) por la compra de la división de dispositivos móviles y las patentes de Nokia, en la práctica la absorción total de la compañía escandinava.

La compañía con sede en Seattle pagará 3.790 millones de euros por la unidad de fabricación de móviles, cada vez más rezagada frente a sus competidores, y 1.650 millones de euros por la cartera de patentes de Nokia.

Es un ambicioso paso para el futuro, una situación que beneficia a ambos El comunicado detalla que el consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, abandona su puesto, con lo que se ejecutará de este modo la toma de control total de Nokia, una empresa que fue número uno en la venta de móviles a nivel mundial pero que ha perdido terreno en los últimos años frente a los "smartphone" de Apple o la surcoreana Samsung.

Ambas multinacionales esperan que la transacción quede completada en el primer trimestre de 2014, después de la aprobación por parte de los reguladores estatales y los accionistas.

"Es un ambicioso paso para el futuro, una situación que beneficia a ambos, a los empleados, a los accionistas y a los consumidores. Los dos equipos juntos acelerarán la cuota de mercado de Microsoft y sus beneficios en teléfonos", indicó Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft.

Grandes compras

El paso dado por Microsoft es similar al que dio Google (creador del sistema operativo Android) al comprar el fabricante de teléfonos Motorola en 2011, en un sector tecnológico cada vez más integrado y en el que dispositivos portátiles, sistemas operativos, aplicaciones y otros servicios cada vez están más concentrados para competir.

"Para Nokia este es un importante paso para reinventarnos y fortalecer nuestra posición financiera e iniciar nuestro siguiente capítulo", indicó en el comunicado conjunto Risto Siilasmaa, el que desde ahora se ha convertido en consejero delegado provisional de Nokia.

Con la operación, Microsoft, que también ha visto como Apple, Google o Facebook le ganaban terreno, consuma la absorción de una empresa que es parte esencial de la economía de Finlandia y uno de los pioneros en hacer la telefonía móvil accesible.

El acuerdo entre Microsoft y Nokia incluye la transferencia de 32.000 empleados a la nómina de la multinacional estadounidense, desde gestión, ingeniería, manufactura, ensamblaje y distribución en todo el mundo.

Debido a que no ha podido subirse al tren de los "smartphones" y tabletas electrónicas a tiempo, Nokia se ha visto obligado a despedir a unos 20.000 empleados y eliminar algunas de las primas de sus empleados.

En el segundo trimestre de este año informó de una caída de la venta de móviles del 27% y unas pérdidas acumuladas en los últimos nueve trimestres de 5.000 millones de euros.

Nokia se dispara en bolsa

Las acciones de la multinacional finlandesa Nokia subieron más del 40% pocos minutos después de la apertura de la Bolsa de Helsinki, tras el anuncio de la venta de su negocio de teléfonos móviles al estadounidense Microsoft.

La noticia, hecha pública en la madrugada de Finlandia, pilló totalmente por sorpresa a los inversores y sobre todo a los empleados de Nokia, pese a que desde hace meses existían rumores sobre la posible venta de una parte de la compañía.

Hace apenas un mes, Nokia adquirió por 1.700 millones de euros a su socio alemán Siemens su participación del 50 % en la compañía de infraestructuras de telecomunicación Nokia Siemens Networks (NSN), que pasó a llamarse Nokia Solutions and Networks.