La nieve atrapa 230 vehículos en la autopista de Ondara a Benidorm
Retención de camiones en una carretera de Benissa. Morell/Efe
La circulación se restableció sobre las 14.35 horas de ayer, aunque mientras duró el corte la Guardia Civil se vio obligada a desviar el tráfico por
 31.208

megavatios

de energía diaria demanda la población de la provincia de Alicante, lo que supone un nuevo récord
la carretera N-332, que discurre en paralelo, donde hubo retenciones.

Voluntarios de Cruz Roja acudieron a auxiliar a los ocupantes de los vehículos atrapados (130 turismos y 100 camiones) llevando alimentos, bebidas calientes y ropa de abrigo en la zona del barranco del Mascarart.


La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) pidió que la AP-7 no cobre el peaje a los usuarios afectados por el temporal, ya que en esas circunstancias no se garantiza el servicio que se debe prestar al consumidor.

Cítricos, hortalizas y frutales fueron los cultivos más afectados por las bajas temperaturas en la provincia.