El dictamen, aprobado con 192 votos, 127 abstenciones (PP) y 5 votos en contra, se remite al Senado con una novedosa enmienda del PNV aprobada en la Comisión de Justicia por la que los contrayentes, además de vivir juntos,

Los contrayentes deberán compartir las tareas domésticas y el cuidado de ascendentes y descendientes
guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente (redacción actual del Código Civil), deberán compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado de ascendientes y descendientes.

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha intervenido en el pleno para defender un proyecto que, asegura, refuerza la libertad y la autonomía.

Entre las novedades, ha recordado que no será necesario alegar causas para la ruptura, que no se exigirá la separación previa al divorcio y que sólo se requerirá esperar tres meses desde el matrimonio para presentar la demanda, plazo no preciso en los casos de violencia doméstica. 

Sólo se requerirá esperar tres meses desde el matrimonio para presentar la demanda, y ninguno en casos de violencia doméstica

Gracias a una enmienda de IU-ICV, los cónyuges podrán suspender el proceso de divorcio para someterse a la mediación familiar, fórmula que el Gobierno deberá regular por ley, y con otra enmienda de CiU se exige la creación de un fondo estatal para hacer frente al impago de alimentos reconocidos en favor de los hijos menores en un convenio de separación o divorcio.  

Polémica sobre la custodia compartida
Respecto a la polémica sobre la custodia compartida, el portavoz socialista se mostró dispuesto al diálogo, pero recordó que el criterio general es que sólo se concederá con acuerdo de los padres, con un "pequeño resquicio" para que el juez pueda otorgarla sin ese acuerdo excepcionalmente, con informe positivo del fiscal y si sólo así se protege adecuadamente al menor.