Lanzarote, paraíso de la malvasía, el vino que conquistó Inglaterra

  • En tres obras de Shakespeare aparece mencionado y alabado: 'Enrique IV', 'Noche de Reyes' y 'Las alegres comadres de Windsor'.
  • Es la variedad más representativa de Canarias y Lanzarote, su paraíso.
  • El viticultor trabaja en un medio hostil: suelo de lava, poca lluvia y fuerte viento.
Las vides se protegen del viento mientras crecen sobre tierra volcánica.
Las vides se protegen del viento mientras crecen sobre tierra volcánica.
FLICKR/Manusemo

El vino canario y más concretamente el malvasía tuvo a sus pies a toda Inglaterra. Antes de que por cosas del destino se impusieran los vinos de Madeira, era el malvasía de Canarias el rey de las mesas de Londres. Tanto que Shakespeare, que debió de disfrutarlo, lo alaba en más de una de sus obras.

En tres obras del genio de The Globe –Enrique IV, Noche de Reyes y Las alegres comadres de Windsor– aparece mencionado y bebido el malvasía canario, el canary wine o el sack tal como lo denominaba Shakespeare como remedio medicinal. En Enrique IV se lee: "Por mi fe que habéis bebido demasiado vino canario. Es un vino maravillosamente penetrante y que perfuma la sangre ante de que se pueda decir: ¿qué es esto?".

Se cree que la malvasía canaria proviene de Madeira, donde fue plantada por orden de Enrique el Navegante, quien mandó llevar la variedad desde la isla de Creta. Así, a la isla portuguesa llegó en torno a 1427 y a Canarias casi un siglo después.

Con los años se desarrolló su cultivo y la elaboración de vinos con una fuerza inusitada. Vinos canarios que apreciaban los navegantes. La posterior riqueza varietal del archipiélago tendría su origen en las aportaciones de andaluces, castellanos, gallegos, catalanes, portugueses, franceses y genoveses.

Pero sin duda es la malvasía la variedad más representativa de Canarias y dentro del archipiélago es Lanzarote su paraíso. Así puede comprobarse en el fascinante paisaje vitivinícola de La Geria, donde el viticultor ha tenido que enfrentarse a un medio hostil de suelos de lava, a la escasez de lluvia y a los fuertes vientos marinos.

En este escenario triunfa esta uva, puesto que si recibe mucha agua es propensa a la oxidación. En cambio, con la atmósfera seca genera una amplia gama de vinos, desde los muy secos a los dulces.

Se habla generalmente de malvasía para referirse a la variedad blanca, pero existe también una malvasía tinta con el nombre de malvasía negra. En general los malvasía canarios son vinos con mucho cuerpo y bastante aromáticos, que van aumentando de calidad con las crianzas.

En Lanzarote se elaboran malvasías clásicos, de colores tostados y ámbar, y con aromas almendrados que denotan su elegante tratamiento. Y también se producen con éxito malvasías jóvenes, agradables, ligeros y con un buen equilibrio de alcohol.

Para apreciar mejor sus cualidades sirvámonos de acompañar la malvasía con algunos alimentos con los que su maridaje es perfecto. Los secos van bien con algunos quesos, sopas, moluscos, platos de pasta, pescados, verduras o leguminosas; mientras que los dulces son el complemento natural de los postres.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento