Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg durante la presentación de Facebook Home. GTRES

Mark Zuckerberg inició este jueves su rueda de prensa en Menlo Park, California, para presentar Home, con una broma. "Hoy vamos a ver el teléfono de Facebook", dijo tras los numerosos rumores a ese respecto provocando tímidas sonrisas de los asistentes. Pero acto seguido se corrigió a sí mismo para dejar claro que no es exactamente eso lo que pretende la compañía.

Facebook no quiere un teléfono propio o un sistema operativo, algo que limitaría su difusión. Google ya le ha dado las herramientas para estar por encima del sistema operativo y que así Facebook sea el eje de la experiencia en el móvil.Facebook Home sustituye a la página de inicio de Android y siempre está visible, de tal forma que tenemos que acceder a un menú para abrir otras aplicaciones.

¿Por qué tenemos que entrar en esas aplicaciones cuando queremos saber lo que hacen nuestros amigos? Mark Zuckerberg lo ha dejado totalmente claro, en este sentido: "No queremos un sistema operativo o un teléfono", ya que "aunque lo hiciéramos muy bien, sólo llegaríamos a un 1 o 2% de nuestros usuarios". "Queremos llegar a cada persona y a cada teléfono", ha insistido.

Según Mark Zuckerberg, han diseñado Facebook Home pensando en el usuario y no en las aplicaciones. "¿Por qué tenemos que entrar en esas aplicaciones cuando queremos saber lo que hacen nuestros amigos? Porque el sistema operativo está hecho en torno a las aplicaciones y no a la gente", ha criticado el fundador de la red social.

Con Facebook Home instalado en nuestro teléfono, la red social tomará las riendas de la experiencia y será lo primero que veamos al encender el teléfono y lo único que aparecerá cuando no estemos en otra aplicación. "Vamos a llevar la experiencia directamente al inicio", ha celebrado el fundador de la red social. "Queríamos que se sintiera como software del sistema y no una aplicacion".