Por eso, enero supone un auténtico boom de nuevas matriculaciones. De hecho, todos los centros consultados coinciden en señalar que, junto a octubre, enero es el que más altas registra, entre un 30% y un 40% más.

Hombres y mujeres se apuntan en un mismo porcentaje, lo que viene a confirmar que, cada vez en mayor medida, los varones se interesan por su imagen.

 

‘Spinning’, de moda
Según el presidente de la Federación de Empresarios de Gimnasios de la Comunidad, M. A. Montes, «la mayoría de los que se apuntan son los que lo dejaron en diciembre y ahora vuelven. También hay un pequeño porcentaje de gente que nunca ha hecho deporte».

Entre las actividades más demandadas está el spinning (hacer ejercicios encima de una bicicleta estática) que siempre está «abarrotado», la danza del vientre y bailes latinos. Aunque, últimamente, hace furor el pilates.

Los gimnasios aprovechan enero para rebajar los precios y hacer ofertas para que la gente se apunte. Éste es uno de los motivos por los que se ha apuntado Mamen, abogada de 24 años: «Me he ahorrado los 150 euros de matrícula. Además, año nuevo, vida nueva». C. navarro/m. Fernández