Consuegra, aroma de azafrán a la vera de los molinos del Quijote

  • Dos son sus iconos: los imponentes molinos de viento y el Castillo de la Muela.
  • Un molino conserva el mecanismo del siglo XVI para fabricar harina.
  • Hay que anotar dos fiestas: la de la Rosa del Azafrán y Consuegra Medieval.
Paisajes del Quijote: siete de los once molinos de Consuegra.
Paisajes del Quijote: siete de los once molinos de Consuegra.
WIKIPEDIA/AlbertMonard

Por Consuegra han pasado desde romanos a visigodos, pasando por árabes y castellanos. De un modo u otro, todos han dejado su huella en esta localidad de origen celtíbero, situada al sureste de Toledo.

Dos son sus iconos: los once imponentes molinos de viento y su famoso castillo. El Castillo de la Muela se ubica en lo alto del cerro Calderico. De origen romano, pasó luego a manos árabes y después los reyes de Castilla lo conquistaron. En el siglo XVIII las tropas francesas casi lo destruyeron por completo. En la actualidad se ha rehabilitado la mitad del edificio y se puede visitar (hay hasta visitas teatralizadas que recrean el ambiente medieval).

Antes de ver los molinos, en Consuegra debemos visitar la Plaza de España o Plaza Mayor, donde se encuentra el ayuntamiento y el Museo Arqueológico Municipal, que alberga objetos y piezas desde el Neolítico hasta el siglo XIX; y también el convento de las Carmelitas Descalzas.

El otro símbolo de Consuegra nos lleva a imaginar la figura de Don Quijote a lomos de Rocinante. Son los molinos de viento que el hidalgo caballero confundía con gigantes, aunque aquellos que lanzaron por el aire a don Quijote se encuentran en la vecina localidad de Campo de Criptana.

En uno de esos molinos, el llamado Caballero del verde gabán, se pueden observar diferentes ediciones del Quijote impresas en varios idiomas. El Mambrino se utiliza como tienda de artesanía local y el Bolero alberga la oficina de turismo. En el molino Sancho se conserva en perfectas condiciones el mecanismo del siglo XVI para fabricar harina, y que se sigue utilizando en ocasiones especiales, como la Fiesta de la Rosa del Azafrán.

Esta fiesta tiene lugar el último fin de semana de octubre, coincidiendo con la recogida de la flor de esta planta, y se llevan a cabo diversas actividades relacionadas con la gastronomía y el folclore regionales. Hay que recordar que el 90% del cultivo del azafrán en España se encuentra en La Mancha.

Otra fiesta fundamental de esta localidad toledana es el festival Consuegra Medieval. Cada año, en agosto, se rememora una de las muchas batallas que tuvo el castillo como escenario; aquella en la que Alfonso VI luchó contra los almorávides, y en la que murió Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador.

Y a la hora del descanso, tomar alimento descubriendo los sabores del Quijote: migas, gachas, platos de caza, pisto o flan de queso. El restaurante Las Provincias y Un alto en el camino son dos buenas opciones. Como lo son las jornadas de tapas y pinchos medievales.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento