La niña fue alcanzada por los disparos de los soldados israelíes que tiroteaban a milicianos palestinos, según fuentes del dispositivo de seguridad de la Autoridad nacional Palestina (ANP).

Los soldados dispararon desde un puesto de guardia junto al bloque de asentamientos judíos de Gush Katif contra el cual milicianos no identificados habían lanzado granadas de mortero, aunque sin consecuencias.

A diferencia de las principales facciones de la resistencia palestina, que de hecho están respetando un alto al fuego negociado con el presidente de la ANP, Mahmud Abas (Abu Mazen), dos de sus grupos lo han rechazado: las Brigadas de Ahmed Abu Rish, y los Comités Populares.

De momento, el Ejército israelí no ha reaccionado a la información de la policía palestina, y ninguna facción palestina se responsabilizó por el ataque de esta mañana, precedido anoche por el disparo de dos cohetes Al Kasem, también sin consecuencias, al sur de Israel.