Los dinosaurios acudían a 'santuarios' para reproducirse y proteger de forma conjunta a sus crías

Los dinosaurios acudían a santuarios para poner sus huevos de forma conjunta y masiva y evitar, así, que los depredadores acabaran con todas las crías, que seguramente eran custodiadas por un pequeño grupo de adultos.
on algunas de las conclusiones de la teoría que defiende elpaleontólogo argentino Luis Chiappe y que explicó horas antes depronunciar una conferencia sobre el asunto en CosmoCaixa.
El hallazgo de "El Santuario"


El interés de este investigador por lareproducción y la conducta sexual de estos grandes animales surgió por"casualidad" y está vinculada a un enclave del noroeste de la Patagoniadonde, en 1997,
halló, junto a un grupo de científicos, restos decientos de miles de huevos pertenecientes a saurópodos, los grandesdinosaurios hervíboros de cuello largo, como el diplodocus.

Chiappe todavía muestra su asombro al describir este extenso paraje "
de kilómetros y kilómetros" repletos de fragmentos de huevos de más de 90 millones de años y que sus descubridores bautizaron Aucamahuevo, ya que la zona está presidida por el volcán Aucamagüida.

Excavandoen la tierra, además, el paleontólogo y su equipo hallaron ejemplaresenteros y no erosionados que incluso albergaban embriones de crías detitanosaurios, un subgrupo dentro de los saurópodos que llegó a ser muycomún en Iberoamérica y también en España, y que podían llegar a medir30 metros de longitud.

Para Chiappe, la única explicación para talaglomeración de huevos agrupados en una misma zona es que losdinosaurios acudieran periódicamente por instinto o memoria hasta eselugar para anidar de manera conjunta y lo hicieran, además, desdedistintas partes desde "quién sabe a qué distancia".

Con esta hipótesis, el científico concluye que estos grandes reptiles tenían
"un comportamiento social complejo", algo poco común en sus congéneres actuales. La razón para tal conducta tal vez sea la misma por la que las
tortugas marinas reproducen ese comportamiento:
la necesidad de sobrevivir, yes que, aunque muchas crías de estos dinosaurios habrían sido devoradaspor depredadores, su gran número habría permitido que otras muchasotras sobrevivieran.
La fecundación

Pero antes del nacimiento, según Chiappe, tendría que haber "contacto íntimo entre el macho y la hembra", aunque
se desconoce cómo dos animales tan grandes podían montarse.

Una vez resuelta la fecundación, la hembra
excavaba en ese "santuario" un nidodonde depositaba una puesta que llegaba a alcanzar los cuarenta huevosy que, quizá, cubría con hojas y plantas para su protección.

Los huevos medían entre 12 y 15 centímetros y poseían una cáscara"relativamente fina", a juicio de Chiappe, quien recordó que todavía sedesconoce el tiempo que transcurría hasta que la cría rompía elcaparazón.

Lo que sí sabe, por contra, es que estos reptiles
crecían a gran velocidad, ya que de una longitud inicial de unos 30 ó 40 centímetros podían alcanzar los veinte metros en unos veinte años.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento