Narbona participó en una mesa redonda en la que se debatió acerca de la nueva cultura del agua, invitada por la Asociación Nacional de ingenieros de caminos.

Según fuentes de la delegación del Gobierno, cuando la ministra salía del edificio se produjo
"una avalancha de manifestantes" que insultaron a Cristina Narbona, por lo que se montó un cordón de seguridad que la acompañó hasta el coche oficial. El PSOE asegura que estos actos estuvieron "alentados por el Partido Popular y por el Gobierno regional de Murcia", también gobernado por el PP.

Los socialistas han explicado que en el tiempo que lleva Rodríguez Zapatero gobernando ya "se han invertido un total de 371 millones de euros para solucionar el problema del agua en Murcia, mucho más de lo que invirtió el PP en los ocho años que estuvo gobernando".