Crecen las estafas, con 46 timados al día en la capital

  • Las diligencias por estos delitos aumentan un 50% en dos años.
  • La clonación de tarjetas dispara las denuncias.
  • La picaresca se adapta a la era Internet.
Los pícaros continúan aprovechándose de los incautos. Las estafas y los timos están entre los delitos que más crecen en la capital, un 50% en dos años. Si en 2004 se denunciaban de media
31 estafas diarias, en el primer semestre de
este año son ya 46.

El jefe policial encargado de los delitos económicos en Madrid, Francisco San Cirilo, asegura que la clonación de tarjetas de crédito, el timo que más crece, está detrás del incremento de las denuncias. San Cirilo ha explicado a 20 minutos los principales timos en los que todavía caen los madrileños.

Timos y estafas

La tarjeta caliente: Hay mucho descuidero que roba carteras y gasta el saldo de las tarjetas. La Policía alerta de numerosos robos en buenos restaurantes, cuando las chaquetas cuelgan de las sillas.

Clonación detarjetas: Consiste en usurpar la información de la banda magnética de tarjetas de crédito. Lo hacen mediante empleados de comercio compinchados. Si no, en los cajeros trucan los teclados, colocando sensores que graban el PIN; o sitúan lectores de banda magnética en el tarjetero; o cámaras de vídeo. Es la estafa del momento. En un mes han caído dos bandas con 3.000 tarjetas falsificadas.

Banca por Internet: El engaño más común es el phising, correos electrónicos falsos que piden a la víctima sus datos bancarios. Pese a las numerosas alertas, la gente sigue picando. La estafa media ronda los 3.000 euros.

‘Pharming’: Nueva modalidad de fraude que consiste en conducir al usuario de Internet a una página web falsa para después engañarle.

Espías informáticos: Con la proliferación de Internet sin cables, hay quien instala programas espía y consigue información privilegiada.

Comercio electrónico: Los aficionados a los chollos en subastas y comercios son vulnerables.

Timo del nigeriano: Correos que piden ayuda económica para sacar dinero, joyas o petróleo de países del Tercer Mundo, con la promesa de compartir el botín.

Tocomocho y estampita: De agosto datan los últimos detenidos por el timo del tocomocho, que consiste en engañar con un falso boleto premiado. Sigue tan vigente como la estampita, en la que un supuesto tonto vende billetes falsos a un incauto. Los afectados evitan denunciar por vergüenza.

Timo inmobiliario: La Policía ha detectado estafadores que alquilan el mismo piso a varias personas. También hay quien alquila un piso, usurpa la identidad del propietario y lo vende.

Timo del ‘gigoló’: Anuncios clasificados que buscan hombres para tener sexo con mujeres y cobrar por ello. Son empresas fantasma que se quedan con el dinero de los que se apuntan.

Cómo evitar timos

1. En los comercios. Vigilar que la tarjeta pase por un solo lector.

2. En los cajeros automáticos. Tapar la mano cuando se marca el PIN.

3. En los restaurantes. Vigilar la cartera.

4. En la banca virtual. Usar tarjeta de coordenadas, un eficaz antirrobo.

5. En Internet. Un antivirus evita que le lleven a páginas falsas.

6 En redes Wi-Fi. Utilizar una contraseña.

7 En el comercio electrónico. Desconfíe de las gangas.

8 En la calle. No crea a quien ofrece premios o billetes tintados.

9 En los anuncios de trabajo. Ninguna oferta laboral exige dinero.

10 En el teléfono. Los números 803, 806 y 807 cuestan más de un euro el minuto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento