«Cumpliré mi compromiso con usted, señor presidente, de eliminar los puestos no autorizados. Israel cumplirá todas sus obligaciones», declaró el primer ministro tras reunirse con Bush en su rancho de Texas. Además, Sharon ordenó contención a su Ejército ante los últimos ataques palestinos contra colonias judías, a fin de dar «otra oportunidad» al presidente palestino, Mahmud Abas.