Los daños que ha provocado en la agricultura y la ganadería superan hasta el momento los 500 millones de euros, según estimaciones del colectivo Asaja. Mañana se reúne la Mesa de la Sequía para analizar las medidas que se establecerán para paliar el problema.

Los cultivos se perfilan ya como los más perjudicados por la falta de lluvias. El rendimiento de los campos será este año del 30% de lo cosechado la temporada pasada. La sequía afectará también a los cultivos de primavera, que se realizan con la previsión de agua que contienen los embalses. Los de la cuenca del Ebro están al 67% de su capacidad.

Problemas en el ganado

La falta de pastos perjudica también a los ganaderos. Sólo en el sector ovino han tenido que emplear 110 millones de euros para la obtención de alimento adicional. El consejero de Agricultura pedirá una entrevista con la ministra para transmitirle las propuestas autonómicas.