Muchos productos, como las galletas y, sobre todo, los yogures, intentan frecuentemente dar la imagen de que están ofreciendo fruta cuando, en muchos casos, la cantidad empleada es mínima o inexistente. Una idea que engaña al consumidor, que cree que con la ingesta de estos productos consigue los mismos beneficios que con la fruta fresca, según Unió de Pagesos (UP).

De mala calidad
El sindicato agrario pide más control de la fruta en los puntos de venta, sobre todo en grandes superficies, donde, según Josep Cabré (responsable de fruta de UP), se han detectado numerosos casos en que la fruta es de mala calidad y está en mal estado. Muchas veces, además, no figura el origen.