El ex presidente español Felipe González
Felipe González en la 62 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)en Ciudad de México. (Marcos Delgado / EFE) Marcos Delgado / EFE

Las barreras migratorias que imponen las potencias a los países en desarrollo son una contradicción en un mundo globalizado que potencia el flujo de negocios transfronterizo, dijo el ex presidente del Gobierno español Felipe González.

González participó junto con el empresario mexicano Carlos Slim, quien posee la tercera mayor fortuna del mundo, en el coloquio "Globalidad, economía y democracia", celebrado en el marco de la 62 Asamblea General anual de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Si van los capitales, ¿cómo podemos impedir que vengan (los inmigrantes)?

En defensa de la globalización, González recordó que "todas las revoluciones que han merecido la pena en la historia de la humanidad han sido revoluciones que facilitan la comunicación entre los seres humanos".

Destacó que "el avance científico y tecnológico se ha multiplicado exponencialmente" gracias a este fenómeno, porque los grandes genios pueden trabajar conectados en red y lograr antes sus descubrimientos.

La construcción de muros fronterizos, como el que hay entre España y el norte de África es un "despropósito"

En el mundo de los negocios "las empresas globales de hoy tienen partes en cualquier lugar del mundo" y existe una creciente libertad de movimiento de capitales, mercancías, servicios y facilidades para establecer empresas, destacó.

En cambio, "el movimiento de los seres humanos como mano de obra se está restringiendo", lo cual considera que es contradictorio.

"Si va la inversión, si van los capitales, ¿cómo podemos impedir que vengan (los inmigrantes)?", manifestó González, para quien la construcción de muros fronterizos, como sucede entre Estados Unidos y México, o entre España y el norte de África, no solamente no es la solución, sino que es un "despropósito".

González recalcó que si no hubiera flujos migratorios, los países del primer mundo no podrían sostener su bienestar, y puso como ejemplo la aportación que hacen los inmigrantes a España.

"En España, incluso, como somos tan católicos, hemos decidido no tener hijos", por lo que "la demografía se ha estancado".

Los inmigrantes están paliando esta deficiencia demográfica: aportan mano de obra, llenan las escuelas y pagan la seg. social

Afortunadamente, los inmigrantes están paliando esta deficiencia, ya que aportan mano de obra, llenan las escuelas y pagan la seguridad social, dijo.

En materia económica, González y Slim coincidieron en la necesidad de encontrar nuevas fuentes de energía y potenciar su uso, ante el constante incremento del precio del petróleo.

El político socialista se entrevistó antes de la reunión con el presidente electo de México, Felipe Calderón.