La Dirección General de Aviación Civil investiga a la compañía aérea Air Madrid tras las quejas recibidas por los retrasos, de hasta 20 horas, que se produjeron en varios vuelos durante julio y agosto.

 
La investigación determinará las causas de los retrasos o las cancelaciones
La investigación determinará las causas de los retrasos o las cancelaciones. También recogerá la información facilitada a los viajeros sobre sus derechos, según informó Fomento.

El reglamento establece que los viajeros tienen derecho a recibir asistencia (comida, bebida, llamadas y, en su caso, alojamiento). Si el retraso es superior a cinco horas, pueden cancelar el viaje y recuperar el importe total de su billete.

Demoras en Barajas

Por otra parte, la reducción de la capacidad del espacio aéreo del aeropuerto de Barajas por la implantación de nuevos procedimientos de vuelo causó ayer retrasos de 20 minutos en los aterrizajes, mientras que los despegues se desarrollaron con mayor fluidez.