El sitio de relaciones virtuales Orkut, propiedad de Google, retiró de la red en los últimos días ocho páginas, en las que se hacía apología del crimen, para cumplir una orden de la justicia brasileña.
Algunas páginas suprimidas glorificaban a organizaciones criminales

Entre las páginas retiradas estaban dos que incentivaban el uso de bebidas alcohólicas entre los conductores de automóviles, una que estimulaba a menores de edad a conducir y otras tres que enseñaban a los usuarios a realizar conexiones clandestinas para acceder a canales de televisión por suscripción, según el diario O Globo.

Otras páginas suprimidas hacían apología del uso de estupefacientes y glorificaban a organizaciones criminales.

Tales páginas, que funcionaban como comunidades virtuales compartidas por cientos de suscriptores de Orkut, fueron retiradas por orden de la Procuraduría General en el estado de Río de Janeiro, que investiga el uso de Internet para diferentes delitos.

Los procuradores también solicitaron que Google suspenda otras seis comunidades creadas por miembros de Orkut, entre ellas una que tiene el título de "El arte de hurtar".

Conflicto con Google

La Procuraduría, además, ya presentó un recurso ante un juez para obligar a Google a suministrar los nombres de las personas que crearon esas comunidades.

La representación de la empresa estadounidense en Brasil ha alegado que esas informaciones sólo pueden ser suministradas por su matriz en Estados Unidos y que el proceso tendría que ser abierto en ese país.

Es importante que agotemos todas las medidas extrajudiciales para encontrar una solución amigable para el conflicto

"La retirada de las páginas ya representa un avance, pero Google no nos mandó los datos que necesitamos para poder continuar las investigaciones", afirmó Débora Moreira, fiscal de la Procuraduría de Investigación Penal en Río de Janeiro.

Las autoridades brasileñas también propusieron a Google firmar un acuerdo en que se comprometa a instalar mecanismos de control para impedir que el sitio de relaciones Orkut se convierta en un canal para la creación de comunidades que hacen apología del crimen.

"Es importante que agotemos todas las medidas extrajudiciales para encontrar una solución amigable para el conflicto", agregó Moreira.

Orkut es investigada por jueces de otros estados brasileños debido a que entre sus páginas también hay comunidades que exaltan la pedofilia, el racismo, la pornografía infantil, las drogas y el nazismo.