Bush niega ante Musharraf que EEUU amenazara con bombardear Pakistán tras el 11-S

Las claves:
  • Ambos líderes se reunieron para tratar la lucha antiterrorista.
  • Bush admitió sentirse "sorprendido".
  • Musharraf rehusó hacer declaraciones al respecto.
Bush y Musharraf en la Casa Blanca
Bush y Musharraf en la Casa Blanca
EFE

Los presidentes George W. Bush y Pervez Musharraf evitaron el viernes enzarzarse en una disputa diplomática sobre las supuestas amenazas de EEUU de bombardear Pakistán si ese país no colaboraba en la lucha contra el terrorismo tras el 11-S.

Bush y Musharraf se deshicieron en elogios mutuos en una rueda de prensa tras celebrar el primero de dos encuentros en cinco días para analizar la marcha de la lucha antiterrorista, entre otros temas.

La reunión de hoy entre Bush y Musharraf se produjo un día después de que éste denunciara, en una entrevista que emitirá el domingo la cadena CBS, que tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra EEUU el entonces subsecretario de Estado (Richard Armitage) había amenazado con enviar a Pakistán a la "edad de piedra" si Islamabad no accedía a colaborar contra el terrorismo.

Bush aseguró que se enteró por los periódicos de la noticia, y que se quedó "sorprendido de la dureza" de las palabras empleadas.

El presidente negó que en su presencia se hubiera emitido nunca una amenaza así. De hecho, resaltó que, según puede recordar, "uno de los primeros líderes que dijeron que lo que estaba en juego había cambiado fue Musharraf", agregó.

Por su parte, Armitage (quien abandonó el Gobierno hace dos años) ha negado tajantemente haber pronunciado tales amenazas.

El dirigente paquistaní no quiso hacer comentarios en esta ocasión sobre sus denuncias y se excusó con la publicación el próximo lunes de su libro de memorias.

Un pacto mal acogido

Uno de los asuntos principales a abordar entre ambos presidentes durante dicha reunión fue el reciente pacto de no agresión suscrito entre el Gobierno paquistaní y las tribus en la frontera noreste con Afganistán, un área donde se sospecha que pudiera esconderse el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Este pacto ha suscitado preocupación en EEUU, donde se teme que se pueda crear un refugio para Bin Laden y los simpatizantes del movimiento talibán afgano en una zona prácticamente inexpugnable.

Este acuerdo no es para los talibán. Es contra los talibán

El acuerdo también ha suscitado las críticas de Afganistán, que se acusa mutuamente con Pakistán de no hacer lo suficiente en la lucha contra el terrorismo.

Musharraf defendió el pacto al asegurar que representa "una manera integral de luchar contra el terrorismo"[...] "Este acuerdo no es para nada con los talibán. Es contra los talibán. Este acuerdo es con los líderes tribales", afirmó el presidente paquistaní.

Por su parte, Bush expresó su apoyo a su colega paquistaní afirmando que " le cree".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento