La NASA informó este lunes de un mal olor detectado en la Estación Espacial Internacional, aunque dijo que no había humo en la misma.

"Los informes iniciales de humo en la estación espacial resultaron falsos y la situación ahora es estable", dijo el portavoz de la NASA, Kelly Humphries, en Houston, después de que en un principio se creyera que había humo dentro de la estación..

La alarma fue provocada por un 'olor que no era normal'
"Se solicitó a la tripulación que se pusiera trajes protectores", dijo Humphries a CNN.

El portavoz indicó que la alarma fue provocada por 'un olor que no era normal'.

Humphries dijo que el vapor pudo deberse a un escapa de un líquido tóxico como hidróxido de potasio.

Los tres astronautas en la estación espacial son el ruso Pavel Vinogradov, el estadounidense Jeff Williams y el alemán Thomas Reiter.

El incidente surgió mientras los seis astronautas del transbordador Atlantis, que abandonaron la estación espacial el domingo , realizaban una inspección final del escudo de protección térmico antes de dirigirse de regreso a la Tierra.

Los astronautas buscaban posibles daños provocados por escombros o micrometeoritos que vuelan por el espacio sin ser detectados y que podrían haber golpeado al transbordador durante el vuelo.

Si bien la NASA dice que hay pocas posibilidades de que ocurra ese tipo de daño, las revisiones al escudo contra el calor son parte de la vida en el transbordador debido a las medidas de seguridad establecidas después del desastre del Columbia en 2003.

El Columbia se desintegró mientras regresaba a la Tierra el 1 de febrero de 2003, debido a daños no detectados en el escudo térmicos ocurridos durante el despegue. Los siete astronautas que viajaban a bordo fallecieron.