Kate Moss
Kate Moss. REuters
Apenas hace un año de aquellas fotos que dieron la vuelta al mundo en las que se podía ver a Kate Moss esnifando cocaína junto a su entonces novio, Pete Doherty.

Lo que en un principio parecía ser el principio del fin de la top model, que ya llevaba tiempo experimentando un ligero declive, ya que Channel y H&M rescindieron sus contratos con ella, se convirtió en lo que ha sido la mejor campaña de su carrera.

Nada menos que 14 contratos ha firmado Kate Moss para este año. Joyas, teléfonos móviles, moda... es su récord personal de trabajos en un año. La cocaína de aquella noche le reportó algo más que un sonado colocón, la catapultó de nuevo a la cumbre de las tops.

Pero no sólo su vida profesional va viento en popa, a raíz del escándalo de la cocaína Moss cortó su relación con Pete Doherty, pero en el último mes han salido a la luz informaciones que apuntan a la reconciliación de la pareja y se ha llegado a afirmar que, de no ser porque Doherty ha sido obligado por las autoridades a ingresar en una clínica de rehabilitación, la pareja tenía previsto casarse el pasado 18 de agosto en Indonesia.