Un equipo de médicos chinos llevaron a cabo el primer trasplante de pene de la historia en un paciente de 44 años que, debido un accidente, tenía un órgano sexual de apenas un centímetro, según publica el diario 'The Guardian'.

Un grave problema psicológico del paciente y de su mujer hizo que tuviéramos que cortar el pene

Tras quince horas de operación,
los médicos lograron colocarle un pene de 10 centímetros perteneciente a un hombre con muerte cerebral cuyo hijo había donado el órgano.

Pero, a pesar de que la operación fue todo un éxito -su cuerpo lo había aceptado y podía orinar sin dificultad, aunque no estaba claro si podía mantener relaciones sexuales- el paciente, junto a su mujer, decidió que se lo volvieran a quitar alegando problemas psicológicos.

Debido a la complejidad de conectar con microcirugía los nervios y diminutas venas de la zona, la operación es todo un hito médico, ya que además es la primera ocasión en la que alguien recibe el órgano de otra persona .

“Un grave problema psicológico del paciente y de su mujer hizo que tuviéramos que cortar el pene trasplantado”, afirmó uno de los doctores.