El grupo de montaña se formó el pasado miércoles y este fin de semana ya salió por primera vez de senderismo por la ruta Íscar-Coca.

Vuestro nombre, Annapurna, es uno de los ochomiles, ¿aspiráis tan alto?

Sería bonito ir a picos tan elevados, pero en principio nos conformamos con tresmiles, que son mucho más asequibles y no necesitan tanta preparación ni tienes que buscarte los patrocinadores.

El nombre significa Diosa de las Cosechas, ¿queréis cosechar muchos socios?

Comenzamos el pasado miércoles y somos 14 socios, pero si va bien, a finales del año que viene podríamos, y nos gustaría, ser unos 120 miembros.

¿Cualquiera puede?

Con ilusión y unas botas se puede salir a la montaña, no hay que hacerse películas ni tener material carísimo.

¿Y cómo van a estar los precios por cada salida?

10 euros para hacerse socios y 12 cada excursión. Si no eres socio, 14 euros más seguro, si no estás federado en montaña. Pero no pensamos en esto como negocio, sino como un grupo de amigos que quieren pasárselo bien.

¿Hay mucho aficionado?

Sí, pero si no tienes amigos que compartan tu afición muchas veces te quedas colgado. Eso es lo que queremos evitar, que venga el que quiera, que se lo va a pasar bien.

¿Y no se cansan, siempre y a toda hora en la montaña?

Saldremos cada dos semanas, que también hay otro tipo de actividades atractivas y cosas por hacer.

Vendeos, ¿dónde vais a ir?

Comenzamos con la ruta Íscar-Coca, seguiremos por el cañón del Tera (Zamora), el pico San Millán (Burgos) y el hayedo de Prioro (León). Pueden apuntarse en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero.

Bio. Tiene 28 años. Es aficionado a la montaña, a todo tipo de deportes de aventuras y al motociclismo.