Radicales queman un bus y 7 coches en Barakaldo

La ‘kale borroka’ se recrudece. Se han producido ataques a cajeros automáticos en Vitoria y Getxo, donde desalojaron varios pisos, y contra un juzgado de Tafalla.
Vecinos de Barakaldo observan el autobús, que quedó totalmente calcinado tras el ataque de un grupo de encapuchados. (Alfredo Aldai / EFE)
Vecinos de Barakaldo observan el autobús, que quedó totalmente calcinado tras el ataque de un grupo de encapuchados. (Alfredo Aldai / EFE)
Los actos de violencia callejera están volviendo a ser algo habitual en las calles del País Vasco. Este fin de semana los ataques se han producido en varias localidades. El último, ayer por la tarde, a plena luz. Varios encapuchados obligaron a la conductora de un autobús a bajar del vehículo, en Barakaldo, y le prendieron fuego con varios cócteles molotov. El coche quedó calcinado; también sufrieron desperfectos siete turismos aparcados en las inmediaciones. Además, ayer de madrugada atacaron con cóctles un juzgado de Tafalla (Navarra). En la noche del sábado fue incendiado un cajero automático de la Vital Kutxa en Vitoria. Y un grupo de encapuchados atacaron una unidad de Euskotren en el barrio bilbaíno de Deusto, pero el propio maquinista logró sofocar el fuego con un extintor. Los primeros ataques del fin de semana fueron el viernes. Varios pisos en Getxo fue desalojados tras ser incendiados dos cajeros situados en el edificio.

A pesar de los ataques, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quizo lanzar un mensaje de optimismo.

Zapatero: Rechazó la «impaciencia» para solucionar el conflicto vasco y lanzó un mensaje esperanzador: «Nunca como ahora podemos lograr el fin de la violencia, merece la pena, y si todos ponemos lo mejor de nosotros mismos, lo lograremos».

PNV: Condicionó el inicio del diálogo multilateral al fin de la kale borroka y emplazó a los dirigentes abertzales a dar «un paso más» en  contra de la violencia.

Colectivo de presos: El denominado Colectivo de Presos Políticos Vascos hizo un llamamiento a la ciudadanía, en un comunicado publicado ayer en el diario Gara, para que «refuerce los medios de presión contra la política carcelaria y contra sus responsables».

Miles de manifestantes

Las tres capitales de la comunidad autónoma, Pamplona y Bayona fueron ayer escenario de las manifestaciones convocadas por la asociación de familiares de presos Etxerat. Las cinco marchas, con el lema Les necesitamos vivos y en casa, se celebraron sin ningún incidente. En Bilbao, Vitoria y San Sebastián, varias dotaciones de la Ertzaintza vigilaron el desarrollo de la marcha, mientras que en Pamplona la Policía Nacional mantuvo un dispositivo especial. Los más de 5.000 asistentes que participaron en estas cinco manifestaciones, entre los que  se encontraban destacados dirigentes de la izquierda abertzale, exigieron la amnistía,  denunciaron la situación «insufrible» de los presos en cárceles de España y Francia y mostraron su apoyo a De Juana Chaos, en huelga de hambre desde hace 41 días para reclamar  su excarcelación.

3 cajeros automáticos han sido atacos el fin de semana; dos en Getxo y uno en Vitoria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento