Para cumplir los plazos, los operarios y trabajadores han acelerado las obras y ya hace varias semanas que trabajan los sábados. De esta forma, los valencianos podrán disfrutar de sus aguas mineromedicinales, muy apropiadas para tratar el reuma y las afecciones respiratorias.