Los vecinos de Kansas City, achantados por los coches
A pesar de su longitud, esta calle no tiene ningún semáforo para poder cruzar (Kako Rangel).
Los 600 vecinos de los bloques Giralda, situados en la calle de servicio de la avenida Kansas City, entre Santa Justa y la avenida Manuel del Valle, viven achantados por los más de 18.000 vehículos que a diario circulan por la avenida en cada sentido.

A la altura de sus edificios no hay semáforos para cruzar la avenida hacia el pabellón de deportes San Pablo. Pero andar un kilómetro no es el problema más grave, lo que les atenaza es el miedo. Los coches circulan por delante de sus portales a muchísima velocidad.

Desde que se instaló el radar de velocidad en el cruce con Manuel del Valle  los conductores van por esta calle de servicio (con dos carriles) para no tener que frenar ni arriesgarse a un multa. «Es un peligro, ya han ocurrido varios atropellos», dice María, trabajadora de la zona.

Acuden al Defensor

Los vecinos han solicitado al Ayuntamiento un semáforo en Kansas City, entre el Puente del Indio y Manuel del Valle, otros más en la vía de servicio y  pasos de peatones o  badenes. También que se reduzcan la vía a un carril. Todo ha sido en vano. Han llevado el caso a la oficina del Defensor del Ciudadano y recogerán firmas para exigir una solución.

Los árboles, para los coches

El diseño de la vía de servicio, separada por setos del centro de la avenida Kansas City, no tiene lógica según sus vecinos: el acerado de las casas tiene pavimento pero nada que dé sombra; y en el que separa las vías de los coches hay árboles pero es de albero, así que los vehículos lo usan como aparcamiento. Remitieron un escrito a su distrito solicitando que arreglara y adecentara la acera de terrizo, pero Vía Pública contestó que eso «precisa de una programación de inversión y un proyecto que habría que coordinar con otras áreas».

Rafael Cintado. Vecino. 66 años. «Desde el Indio a la gasolinera, que no hay pisos, hay dos semáforos. Aquí, ni uno. Los dos barrios están aislados con el peligro que, además,  se corre al cruzar. Puede haber accidentes. Yo tardo incluso 30 minutos en poder pasar».

Mª Ascensión Barrientos. Vecina. «En frente ya ha muerto un chaval no hace más de un año. Hay una distancia demasiado grande entre los semáforos. Además, en el barrizal, supuesta acera, se esconden tironeros entre los coches aparcados».

José Ariza. Vecino. 71 años. «Tengo que cruzar de un lado al otro de la avda. Kansas City varias veces al día. Los vehículos pasan muy rápido y yo no sé volar. Menos mal que el médico me recomienda andar mucho porque las caminatas son...».