El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha anunciado que el Ministerio del Interior trasladará a Canarias 450 efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), como refuerzo a la lucha contra la inmigración ilegal, y aseguró que las repatriaciones proseguirán.

Tras reunirse en la capital grancanaria con los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y constatar la "gestión excepcional" que hacen para hacer frente al "problema humano de la inmigración" irregular, Camacho ha destacado que en la actualidad "España lidera la política de inmigración de la UE".

Casi 300 inmigrantes

Esta medida se ha anunciado después de que un total de 285 inmigrantes hayan alcanzado las costas españolas entre el sábado y el domingo.

Hasta las Islas Canarias llegaron ayer tres pateras, con 136 personas a bordo.

De ellos, 32 desembarcaron antes de que la Guardia Civil pudiera detenerles. Este grupo que huyó de los agentes viajaba en dos cayucos, que llegaron al sur de Gran Canaria. En uno iban 17 inmigrantes magrebíes, y en el otro, 15, también magrebíes y siete de ellos menores de edad.

Los inmigrantes lograron dispersarse sin que la Guardia Civil, que había visto una de las pateras, pudiera alcanzarles.

Tras un rastreo, localizaron a 30, y de los otros dos no se sabía nada anoche.

500 menores irregulares procedentes de las Islas Canarias

Uno de los 66 inmigrantes subsaharianos que llegó a primera hora del sábado en patera a la playa de las Américas (sur de Tenerife) murió de una parada cardiorrespiratoria esa misma noche, cuando era tasladado de una comisaria al hospital. Había pedido auxilio en la comisaría. Es el segundo muerto de la expedición: otro de sus compañeros falleció en la barca por deshidratación.

Además, llegaron otras dos pateras: una a Santa Cruz de Tenerife con 104 inmigrantes, y la otra, con 18 (16 asiáticos y dos subsaharianos) fue localizada el sábado en Ceuta.

A Granada, 65

La Guardia Civil localizó ayer una patera con 65 inmigrantes magrebíes, con tres mujeres y al menos tres menores, frente a la costa de Granada, y los llevaron a Motril.

Caldera propondrá hoy a las CC.AA. el reparto de 500 menores procedentes de Canarias

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, propondrá hoy a los responsables autonómicos en materia de inmigración el reparto de 500 menores irregulares procedentes de las Islas Canarias, en el marco del Consejo Superior de Política Inmigratoria.

En concreto, Trabajo pretende repartir 500 de los 800 menores extranjeros que actualmente están acogidos en las islas.

De esta forma, el número de plazas en Canarias para menores extranjeros no acompañados no será superior a los 300, número máximo del que se pueden hacer cargo las autoridades isleñas Caldera pedirá a las autonomías que acepten su tutela, si bien el Gobierno central se encargará, en términos prácticos, de su guarda y acogimiento, así como de la financiación de su mantenimiento en instituciones y centros adecuados.