El censo de personas con acceso prohibido a bingos y casinos en Catalunya se ha duplicado en dos años. Entre 2003 y 2005, este colectivo pasó de 24.763 a 48.657.

Según los datos de la Memoria de Gestión 2004-2006 de la Conselleria de Interior , el aumento en este periodo se ha situado en el 96,5%.

Hay más gente dispuesta a reconocer su problema de adicción al juego

"Es una noticia positiva porque significa que hay más gente dispuesta a reconocer su problema de adicción al juego. Antes, se solía asociar a un trastorno desconocido o se achacaba a un vicio", explica la coordinadora de la Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge de L’Hospitalet.

«Eso significa que también están más dispuestos a buscarse una salida», apunta.

Hombres de edad media

Por la sección que dirige esta experta pasan cada año unas 500 personas nuevas. "Un 14% son mujeres y el resto, un 86%, son hombres. La mayoría de ellos, casados, entre 35 y 40 años y con estudios primarios y con un nivel socioeconómico medio. Además, están activos laboralmente", indica Jiménez.

Las máquina tragaperras es el principal causante de las adicciones al juego
En cuatro de cada cinco adicciones al juego se encuentran detrás las máquinas tragaperras de los bares.

250.000 adictos

El secretario de la asociación Fora de Joc , Manel Basart, reclama «políticas ingeniosas para parar» el aumento de la adicción al juego. «Nos avergüenza que la consellera Montserrat Tura haya promovido la actividad con los cambios de reglamentos sin hacer los estudios de impacto imprescindibles», explica.

Hay un cuarto de millón de catalanes ludópatas. El 40% de los que apuestan más de dos veces seguidas o más de 15 minutos a la semana pueden tener problemas.

Cuatro ofertas por el cuarto casino

Cuatro grupos empresariales se disputan la cuarta licencia administrativa para el cuarto casino de Catalunya.

La Generalitat debe determinar el ganador en poco más de quince días.

Casa del Mar prevé invertir 15,4 millones de euros; Majestic Casino, 40,5; PGP Lloret, 36, y Gran Casino Costa Brava, 23,8. Todos ellos proponen mantener la ubicación en Lloret de Mar, donde ya existe uno, y dotarla de incentivos turísticos. Los otros tres casinos se encuentran en Barcelona, Tarragona y Perelada.