Rice y MacKay
Rice y MacKay, muy sonrientes (P.DARROW / REUTERS) PAUL DARROW / REUTERS

La Secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, podría vivir un romance con el ministro de Exteriores canadiense Peter MacKay.

La visita de Rice a principios de semana al país vecino ha desatado en la prensa una ola de rumores, y más después de saber que la mayor parte del tiempo que estuvo en Canadá lo pasó con MacKay.

La diplomática más influyente del mundo y el soltero más codiciado de Ottawa

Concretamente el 'Toronto Star' tituló ayer su crónica del viaje de Rice con un sugerente "La diplomática más influyente del mundo y el soltero más codiciado de Ottawa parecen estar llevándose muy bien".

El rumor, que ya ha dado la vuelta al mundo, corre como la pólvora por la prensa mundial. Tanto es así que en España, el diario 'El País' también se ha hecho eco de dichos cotilleos con un explícito "Cerco rosa a Condoleezza Rice" en su contraportada de hoy.

Mientras MacKay se justifica explicando que no hubo momentos de intimidad, la buena de Condoleezza, ávida en la política pero menos hábil en cuanto a guardar las apariencias, alimentó más el chisme al acompañarle a su pueblo natal y conocer a sus padres, presentación a la que quiso quitar hierro alegando que "la familia significa mucho para mí, adonde quiera que uno vaya".

Por su parte, el Departamento de Estado norteamericano, cansado de tantas especulaciones sobre la vida privada de Rice, expresó con cierta ironía y por boca del portavoz de ésta, Sean McCormack, que "no, no hubo velas" en la cena que ambos mantuvieron el lunes.

Ella 'cincuentona', el 'cuarentón'... y ambos solteros y sin compromiso. ¿Por qué no? Quizás este hipotético idilio termine por responder a todos aquellos que se preguntan si el amor endulzará el carácter de la mujer que de un tiempo a esta parte se ha convertido en la mano derecha del presidente Bush.