Un hombre de 46 años se encuentra grave tras sufrir ayer quemaduras en el 50% de su cuerpo durante una explosión de gas butano en su vivienda de la calle Valencia en Torrent.

Al parecer, sobre la una de la tarde se produjo una explosión por una bolsa de gas butano que se había acumulado en la cocina de la vivienda, situada en el último piso de un edificio de cuatro alturas.

Los bomberos tuvieron que derribar la puerta para acceder al piso y rescatar a la víctima, que estaba sola en la casa. Tenía quemaduras graves en la cara y en los brazos.

La combustión provocó un pequeño incendio que fue extinguido «sin dificultad», según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, que tuvieron que desalojar a los vecinos.

El edificio no presenta daños estructurales, según la primera valoración de los servicios de emergencia. Un perito municipal confirmó dicho informe y los vecinos pudieron volver ayer mismo a sus casas.