La expedición Madrid rumbo al sur, una ruta por los proyectos de cooperación en los que participa la Comunidad de Madrid en África, recaló ayer en Sant Louis, uno de los parajes más atractivos de Senegal y una zona de gran valor medioambiental.

Ha sido impresionante lo que hemos vivido. Yo estaría dispuesta a volver si tuviera otra oportunidad

Encaramados en cayucos iguales a los que utilizan miles de senegaleses que sueñan con llegar a España, los chicos atravesaron el río Senegal y después colaboraron en la recolección de basura en una de las bellas y extensas playas del norte del país.

"Ha sido impresionante lo que hemos vivido. Yo estaría dispuesta a volver si tuviera otra oportunidad", decía ayer Ana García, de 17 años.

La excursión esta formada por  87 chavales madrileños de 16 y 17 años que desde el 25 de agosto han recorrido ya Marruecos y Mauritania. La ultima fase de su viaje es Senegal.  Hoy llegarán a Dakar.

Los chicos conocieron ayer la Reserva de Guembeul, una zona de 700 hectáreas creada en 1983 en la que se hacen ingentes esfuerzos por proteger el río Senegal y la fauna y la flora que aquí habita.