El estudio presentado ayer por este sindicato muestra que desde 1993 hasta 2005 el producto interior bruto (PIB) del País Vasco creció un 146%, mientras que los salarios se situaron 27,3 puntos por debajo de este índice. Al año supone una pérdida de poder adquisitivo del 2, 27%, a pesar de que, como subraya ELA, en Euskadi hay «más empleo que nunca».