Todo aquel que quiera comprar o renovar un frigorífico, una lavadora, un congelador o un lavavajillas podrá recibir una subvención autonómica de 75 euros a partir del día 28 si adquiere uno de clase A.

Este tipo de electrodoméstico consume un 55% menos de energía que los más antiguos (clase G), que gastan un 25% más de energía que la media.

La Conselleria de Infraestructuras ha impulsado este plan renove de electrodomésticos con el objetivo de sustituir más de 60.000 aparatos viejos. Para ello, destinará al plan un total de 4,75 millones de euros.

El plan responde a una iniciativa del Gobierno central que obliga a cada comunidad a fijar la subvención (mínimo, 50 euros), tal y como anunció en febrero el entonces ministro de Industria, José Montilla.

Fuentes de Infraestructuras explicaron ayer a 20 minutos que la campaña trata de incentivar la compra de estos electrodomésticos que, «pese a que son más caros que los normales, a la larga, salen más baratos por el ahorro de energía que consiguen».
Para lograr el descuento de 75 euros, los interesados sólo deberán ir a cualquier comercio que se haya adherido a la campaña y comprar un electrodoméstico de clase A. Según Infraestructuras, de momento ya se han sumado a esta iniciativa 600 comercios de toda la Comunitat, en virtud del convenio firmado con las principales asociaciones que los engloban.
En caso de que se trate de una sustitución, serán los propios operarios de la empresa los que se llevarán el electrodoméstico antiguo de la casa del interesado a un gestor de residuos autorizado, con el consiguiente beneficio ecológico que supondrá, recalcan las mismas fuentes.

Las tiendas adheridas a la campaña podrán consultarse a partir del 27 de septiembre (un día antes del comienzo) en www.aven.es

Las ayudas más bajas del país

Las ayudas que da el Consell en su plan renove son de las más bajas que se ofrecen en España. Así, en Cataluña, las subvenciones oscilaban entre los 85 y los 185 euros y la campaña terminó a finales de agosto (sólo duró dos meses porque se apuntó mucha gente y se agotó el dinero). Andalucía ofrece 85 euros para renovar lavadoras, lavavajillas y frigoríficos y 185 euros para congeladores y conservadores. Por su parte, Castilla La Mancha da 85 euros y en Galicia las ayudas van de 50 a 150 euros, en función del tipo de electrodoméstico. En el País Vasco la subvención es de 75 euros, como aquí.