El tren atrapa a 200 viajeros y retrasa a más de 400.000
La lluvia sorprendió ayer a los turistas en Salou, arrolló coches en Sant Feliu e inundó algún patio de colegio en Lleida. (Efe)
El mundo alineado en su contra para que todo saliera mal. Esto pueden pensar los 200 pasajeros del Euromed València-Barcelona que invirtieron 14 horas para cubrir un trayecto que sólo es de 3.05 h.

«Un diluvio», «una avería en una subestación eléctrica» y «un rayo sobre la catenaria», según un portavoz de Adif, obligaron a tres reparaciones importantes en las vías. Los viajeros atrapados se quejaron de falta de información y falta de medidas alternativas.

Salieron de Valencia a las 18 h del martes y llegaron a Barcelona a las 10 h de ayer. En total, hubo seis trenes del corredor del Mediterráneo con 800 pasajeros bloqueados, que completaron el viaje en autocar.

Los problemas continuaron ayer entre Tarragona, Salou y Reus: se suspendieron los trenes hacia València y los regionales a Tarragona circularon por  tramos. Renfe no sabía cuándo se solucionarán las incidencias y ofrece reintegrar el importe del billete o autocares alternativos. En Cercanías, los retrasos afectarons a unos 400.000 usuarios. Una avería en Montcada incidió en los trenes de las líneas de Vic, Sabadell-Manresa y Rubí-Martorell.

En el Metro, la estación Plaça d’Espanya permaneció cerrada entre las 6.00 y las 7.23. El servicio de la L1 se interrumpió a las 5.54 y se restableció a las 7.08. Un andén de Rambla Just Oliveras cerró de 5.43 a 8.16. En la L5 la acumulación de agua impidió la circulación entre Collblanc y Plaça de Sants.

Dinos

... dónde te cogió la lluvia

Cuéntanoslo en...

E-mail: noesven@20minutos.es

Correo: Pl. Universitat, 3, 7 è 3A.

O en www.20minutos.es

El caos llega a Reus y al Prat

Al menos 12 vuelos que debían salir del aeropuerto de Reus fueron cancelados y otros 12 desviados (siete a Barcelona y otros cinco a Girona). Según fuentes de AENA, dos vuelos salieron desde Girona, en vez de Reus. La caída en pocas horas de 168 litros por metro cuadrado impidió que se operara durante casi todo el día. En el Prat los retrasos fueron desde los 15 minutos de la mañana hasta llegar a los 30 de la tarde. Cinco vuelos fueron suspendidos. También en el Prat, tres trabajadores resultaron heridos, dos de ellos graves, al volcar una grúa en las obras de la nueva terminal por el agua.

¿Dónde te ha pillado la tormenta?

Entrevistados en la plaça Urquinaona

Edna Coca. Administrativa, 34 años

«He tardado cuatro horas en llegar al trabajo». «Vivo en Vilanova y trabajo en Barcelona. Salgo a las 7.15 horas de casa y vengo en autobús. Hoy he llegado a las 11 de la mañana al trabajo, cuando normalmente llego a las 9. Además, no llevaba paraguas y me he mojado».

Fulgencio Rubio. Telefonista, 52 años

«Estaba todo colapsado». «Vivo en Cerdanyola y vengo a Barcelona en autobús. Hoy he tardado una hora más en llegar porque estaba todo colapsado. Por suerte no me he mojado, pero soy telefonista y hoy hay mucho trabajo. Aquí al lado tengo una oficina incomunicada…».

Marta Salvador. Periodista, 37 anys

«Vaig apagar l’ordinador per previsió». «Treballo a la nit, però ahir vaig haver d’apagar l’ordinador perquè em vaig espantar, i per previsió que no passés res. Visc a l’Eixample i allà va ploure moltíssim. Ahir a la tarda em vaig mullar força, però avui he agafat el paraigua».

Ariana Ruiz. Jubilada, 69 años

«Quizá me tendré que comprar un paraguas para volver a casa ». «Vivo en Cornellà y vengo al gimnasio a Barcelona. Siempre vengo en Renfe y no he notado ningún retraso. Tampoco me he mojado…, aunque quizá me tendré que comprar un paraguas para volver a casa y no empaparme».

Enrique Gascón. Mensajero, 27 años

«Esta mañana el parking estaba inundado... y el tráfico horroroso». «Vivo y trabajo en Barcelona. Esta mañana a las 8.15 el parking estaba inundado y cuando he salido con la moto me he mojado porque no llevaba chubasquero. Además el tráfico está horroroso. A media mañana ha sido peor, ahora está mejor».

Margarita Vilalta. Consultora, 40 años

«He llegado al trabajo en moto, pero luego he cogido un taxi». «He llevado a los niños al cole sin problemas, no como ayer que sí que me pilló la lluvia de lleno. He llegado al trabajo en moto sin problemas. Pero tenía una visita y he tenido que ir en taxi». LORENA FERRO.